Alberto Chessa, Un solo punto suspensivo

 

Alberto Chessa, Un solo punto suspensivo
12,8x18,2 cm. 76 págs. 15€
Distribuye: Distriforma

COMPRAR


Llevaba dentro de sí un mar de versos. Era solo cuestión de tiempo que pereciera ahogado.

*

La poesía es el esperanto de la literatura: una lengua universal que muy pocos hablan y casi nadie entiende.

*

No describas lo que ves. Escríbelo.

*

El ojo de una cerradura sirve también a veces para meter una llave.

*

Cuando vamos en pos de algo, siempre es porque otra cosa nos persigue.

*

Nunca se llega a ser adulto por completo. Quien sí lo consigue, es porque nunca fue del todo niño.

*

Es imposible no aniñarse cuando a uno lo tratan con paternalismo. Si lo acepta, es con cursilería; si se revuelve, con una pataleta.

*

Todo punto final esconde un pentimento.


Alberto Chessa (Murcia,1976), licenciado en Filología Hispánica y diplomado en Cinematografía y Artes Audiovisuales, trabaja en Madrid como traductor literario y audiovisual y como actor de voz. Es autor de seis libros de poesía: La osamenta (Madrid, Rialp, 2011), que mereció el Accésit del Premio Adonáis; En la radiografía apareció LA PIEL (Madrid, Huerga y Fierro, 2013); La impedimenta (Madrid, Huerga y Fierro, 2017), finalista del Premio Nacional de la Crítica; Un árbol en otros (Cartagena, La Estética del Fracaso, 2019); Anatomía de una sombra (Murcia, Editum, 2020), galardonado con el Premio Internacional Dionisia García, y Otros (Miami, Florida, Publicaciones Entre líneas, 2020), premiado en el Concurso Internacional La palabra de mi voz.  Forma parte de varias antologías y coordinó el volumen ensayístico Alfabeto Angelopoulos (Madrid, Círculo de Bellas Artes, 2015). Un solo punto suspensivo es su primer libro de aforismos.